Aprovechando un puente de Noviembre (2018) nos hemos escapado a Alemania, a  visitar dos de los 16 estados federados o land, más bonitos. El de Renania del norte-Westfalia, cruzado por el río Rin y al de Renania-Palatinado atravesados por los ríos  Rhin, Mosela y Nahe, que le dan una viveza y variedad a sus paisajes. Trufado de vibrantes ciudades, pueblos típicos que parecen sacados de un cuento de hadas, con sus casas de madera incrustada o su sabrosa comida siempre regada de generosa cerveza y la mejor variedad de sus vides; riesling, müller-thurgau, silvaner, chardonnay o pinor noir, que proporcionan unos excelentes caldos; siendo el Riesling, el buque insignia de la viticultura alemana. Un viaje en el que es imposible no caer rendido a tantas tentaciones.

recorrido-alemania
Pinchar en la foto para acceder a tripline

El itinerario elegido fue: el miércoles 31 volamos desde el aeropuerto de Tenerife Sur con Norwegian a las 14:30 h a Dusseldorf (20:05h) y regreso el domingo 4 desde Dusseldorf a las 11:40 h con Condor a TFS (15:25h).

DÍA 01: Vuelo a Dusseldorf/ noche

DÍA 02: Dusseldorf/ Bonn/ noche

DÍA 03: Rudhesheim/ Loreley/ Braubach/ Boppard/ noche

DÍA 04: Boppard / Cochem/ Monreal/ Dusseldorf/ noche

DÍA 05: Dusseldorf/ regreso

DUSSELDORF: entre la moda y la modernidad

01-Alemania-Dusseldorf- (29)

Llegados al aeropuerto internacional de Dusseldorf,  nos dirigiremos a las oficinas de Dollar car rental, gestionados por Hertz, donde habíamos reservado un coche a través de Rentalcars. Hay que caminar hasta el exterior del aeropuerto y llegar a un edificio de 7 plantas donde está el parking de los vehículos de alquiler. Nos programaron el navegador (gratis) del coche en español y ahí que nos fuimos al centro de la capital del land. Nos alojamos en el hotel Minerva Garnir a través de Booking. Muy limpio y gran desayuno tiene un parking privado (9€ (2018)/día). Recordar que aparcar en el centro de las grandes ciudades alemanas es caro y nunca gratis.

01-Alemania-Dusseldorf- (80)

Decidimos darnos una vuelta por el barrio viejo o Altstadt (a 15 min) que estaba muy animado ya que se celebraba Halloween o la noche de difuntos, desde luego no es México pero tampoco lo pasamos mal. Después de unas birras y unas currywurts ya estábamos en ambiente.

Nos levantamos temprano para disfrutar casi solos de la ciudad. Nos sorprendió las grandes avenidas, con mucho transporte público, troles, metros, guaguas y carriles para bicis, también mucha oferta de alquiler de bicis. Llegamos a bulevar Königsallee, apodado  por los lugareños, es la zona comercial que aglutina las grandes firmas de lujo, famoso porque lo recorre un canal arbolado con varios puentes y una fuente alimenta por el agua del Düssel, pequeño afluente del Rhin, de donde la ciudad obtuvo su nombre .

Continuamos hacia el sur entrando en el barrio viejo o Altstadt, también conocido como”el bar más largo del mundo” ( längste Theke der Welt ), ya que entre las calles Berger Str y Flinger Str hay más de 300 bares y discotecas; y es donde se sirve la famosa cerveza especial, Altbier (“cerveza vieja”), elaborada a partir de una antigua receta tradicional. No se te ocurra pedir otras cervezas porque lo consideran un agravio personal. Una práctica común de los camareros, köbesse es la de apuntar las rondas de cervezas en los posavasos. Si por la noche no cabía un alfiler, por la mañana estaba vacío, solo los empleados de limpieza dejaban las calles adoquinadas como la patena. Intentamos comprar el Killepitsch, un licor tradicional de la ciudad,  hecho con más de 90 especias, frutas y hierbas. Finalmente, lo conseguimos en el aeropuerto, es parecido al Jägermeister.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Entramos en la Marktplatz con su precioso ayuntamiento Rathaus, destruido durante la II GM y reconstruido de forma fiel al original. Este edificio inicialmente de estilo renacentista y que posteriormente se le han ido añadiendo detalles gótico y rococos, se fundó en 1573 y está compuesto a su vez por tres edificios. Su principal característica es la torre del reloj. En el centro de la plaza se levanta una  estatua del conde Juan Guillermo del Palatinado.

Al salir de la plaza tomamos la Bolker strasse una amplia calle con salida al río que se llena de gente y donde abundan los locales con cerveza local,

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Continuamos ascendiendo hasta girar a la izquierda en la Hunsrucken strasse hasta encontrar la barroca Iglesia de San Andreas del s. VII. Continuamos por Andreas strasse y giramos a la derecha en la esquina con Mertensgasse y a la izquierda en la siguiente esquina, Muhlenstrasse hasta llegar a una zona ajardinada y giramos a la derecha por el pasaje Muller-Schlosser strasse y continuamos hasta llegar a la Basílica de Sankt Lambertus del s. XIII, con su llamativa torre puntiaguda.

Al salir vemos el rio Rin y el Rheinuferpromenade, o el paseo fluvial, si seguimos por él llegaremos a la Burgplatz o Plaza del Castillo. Es la plaza principal de la ciudad, amplia, rodeada de edificios tradicionales y buenos restaurantes. Antiguamente se encontraba el palacio barroco del s. XIII residencia oficial de los Condes de Berg y que en 1872 fue devastado por un incendio. Hoy solo queda una de las torres, la denominada Schlossturm que alberga el Museo de la Navegación, que resume el negocio de la pesca a través del río Rin y en el piso más alto se encuentra una cafetería con hermosas vistas. Volviendo al Rheinuferpromenade, esta zona está plagada de bares y locales donde la gente se reúne a tomar copas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Siguiendo el curso del Rin hacia el sur es posible llegar andando hasta Zollhof, el inicio de los embarcaderos de la ciudad, en los que ahora se alzan las creaciones de arquitectos como Vasconi, Chipperfield o Ghery, marcando la nueva fisonomía de la ciudad.

01-Alemania-Rosi-Dusseldorf- (14)
Se ha logrado una equilibrada mezcla entre lo antiguo y lo moderno que lo convierte en un lugar único. Aquí se alza uno de los edificios más famosos, el creado por el arquitecto estadounidense Frank Gerhy. Un conjunto de tres edificios singulares con una sinuosa y llamativa fachada. Sin duda las mejores vistas son desde el lado opuesto del canal.

01-Alemania-Dusseldorf- (23)

Otro de los símbolos de la ciudad es la Rheinturm, una torre de más de 240 metros de altura, que la hacen visible desde todos los puntos de la ciudad. Es una antigua torre de telecomunicaciones de principios de los años ochenta que se ha convertido en seña de identidad del skyline de la ciudad. Hay dos opciones para subir a la torre: si solo se quiere ir al mirador, se podrá subir hasta el piso 168- Si se quieres comer en el restaurante, en este caso se subirá hasta el piso 172. El restaurante está en plataforma giratoria de 360º que te permite ver toda la ciudad de Düsseldorf.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Algo más al sur y al otro lado el embarcadero se encuentra el edificio Julo-Levin-Ufer, perfectamente reconocible por su colorida fachada de “hombres rana” escalando hacia la azotea.

Bonn: La antigua capital alemana

02-Alemania-Bonn-  (65).jpg

Al mediodía decidimos visitar Bonn, a 75 km de Dusseldorf. El mejor lugar para dejar el coche en el centro de Bonn es el parking de la Munsterplatzgarage. Desde donde comenzaremos nuestra visita de media tarde a la antigua capital de República Federal de Alemania (RFA).

02-Alemania-Rosi-Bonn (58).jpg

Caminamos hasta la cercana Bottlerplatz, plaza arbolada y rectangular con un gran número de restaurantes turcos o italianos y que nos deja a los pies de la entrada al casco medieval, la  antigua puerta, Sterntor, reconstrucción del original, y restos de la muralla del s.XIII que defendía a la ciudad. Desde esta puerta comienza el barrio antiguo con pintorescas casas de tres alturas y calles peatonales, donde la planta baja está dedicada albergar elegantes comercios.

02-Alemania-Bonn-  (59).jpg

Bajamos por la Vivatsgasse y a pocos pasos nos encontramos en la Münsterplatz, en la que podemos ver en el centro la estatua de L.V Beethoven, hijo predilecto de Bonn

Pero el monumento más emblemático es la inmensa Bonner Münster o Catedral de San Martín, católica y ostenta el título de basílica menor, habiéndose construido entre los siglos XI a XIII, sobre un cementerio romano. Destaca su torre octogonal central de 92 metros sobre las otras tres. No pudimos acceder por estar en reformas.

Esta parte de la ciudad conserva algunas casas y plazoletas con mucho encanto.

02-Alemania-Bonn-  (44).jpg

Muy cerca se encuentra otra de las plazas emblemáticas de la ciudad, la Marktplatz, donde se encuentra el Ayuntamiento antiguo o Altes Rathaus. Un bello edificio de estilo rococó, construido en 1737. En la parte exterior tiene una original escalinata. En esta plaza suelen montar un mercado de puestos con verduras, quesos de la zona, chacinas o panes tradicionales.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En esta plaza, en el suelo, se colocó una placa de bronce y más de 50 lomos de libros en el pavimento enfrente del Altes Rathaus, en recuerdo al lugar utilizado por los nazis para la quema de libros, curiosamente muy cerca se ubica la famosa librería Thaila, construida en un antiguo teatro y cuyos dueños decidieron dejar la decoración original del teatro.

02-Alemania-Rosi-Bonn (27).jpg

Ahora nos dirigimos por la Bonngasse hasta la casa donde nació Ludwig van Beethoven en 1770 y permaneció hasta los 22 años, luego se trasladó a Viena donde adquirió fama mundial. La casa se ha convertido en un pequeño museo donde se conservan partituras documentos, instrumentos y objetos que pertenecieron a él o a su familia.

02-Alemania-Bonn-  (26).jpg

Retrocedemos hasta girar a la izquierda en la Friedrich strasse y cruzamos la avenida Belderberg y continuamos hasta la orilla del río Rin donde veremos la Opera de Bonn, que alberga la compañía de ópera y la compañía de ballet y teatro oficial y fue construida en 1965.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Bajando por la orilla del río, desde la Ópera, por la Brassertufe hasta la zona universitaria. Llegaremos al bastión “Alter Zoll”, lo que queda de la antigua fortaleza fue construido alrededor del año 1644, antiguamente era la aduana. Ahora es un parque donde pasar el rato y ver el río desde su mirador.

02-Alemania-Bonn-  (11).jpg

nos dirigimos hacia el Museo el Museo Egipcio, con una colección de unas 3.000 muestras originales del período entre el 4.000 a.C. y el 300d.C.  Justo pegado vemos  la Puerta de Koblenz, de estilo barroco. Tiene varios pasajes para dar paso a los coches y a los peatones. La pieza central es la imagen de plomo dorado del Arcángel Miguel.

02-Alemania-Bonn-  (3).jpg

Esta puerta forma parte del ala este de la antigua residencia de los príncipes electores de colonia, Kurfürstliches Schloss fundada en 1818 por el monarca Friedrich-Wilhelm III, hoy en día es el edificio de la Universidad de Bonn. En sus aulas han estudiado personajes tan célebres como Robert Schuman, Karl Marx, Thomas Mann o Friedrich Nietzsche.

Enfrente de la universidad se extiende una gigantesca explanada, el Hofgarten, al otro extremo, se encuentra el Museo de Arte Académico. Si se dispone de tiempo, un paseo arbolado te lleva al Palacio Poppelsdorf, levantado entre 1715 y 1753. Por detrás del palacio se extiende el Jardín Botánico de la Universidad Friedrich Wilhelms de Bonn, de principios del s XVI, pero para nosotros caía la tarde y teníamos que regresar a Dusseldorf