SIBIU, LOS OJOS DE RUMANÍA

Paseando por Sibiu te sientes observado, tienes esa sensación, un hormigueo continuo en la nuca, no llega a ser un escalofrío, pero resulta inquietante. Sobretodo si el día es oscuro, neblinoso o está cayendo el ocaso y la luz es muy difusa. No en vano algunos la llaman la ciudad de los mil ojos. La ciudad medieval está rodeada por altas murallas y fosos que se inundaban con las aguas de dos ríos, el Cibin, que da nombre a la ciudad, y el Trinkbach. Dentro del burgo hay dos zonas, la alta y la baja unidas por callejuelas adoquinadas, escaleras, pasadizos y casas pintorescas que se organizan en torno a las tres plazas principales: la Piaţa Mare (Plaza Grande), la Piaţă Mică (Plaza Pequeña) y la Piata Huet.

20190417_101419

La calle Nicolae Balcescu es la arteria principal, muy comercial, está peatonalizada y repleta de terrazas, bares, hoteles y mucha animación nocturna y conduce directamente a la Piata Mare.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La Plaza Grande, es magnifica, casi rectangular, muy grande, rodeada por casas de colores de estilo barroco en las que destacan sus peculiares techados a dos aguas con buhardillas que tienen, pequeñas ventanas en el techo que parecen “ojos” y que se han convertido en un distintivo propio de la ciudad. Entre las casas destacas está la Casa Weidner-Reussner-Czekelius, la Casa Azul (1783) y el Palacio-Museo Brukenthal de finales del XVIII que alberga el Muzeul Naţional Brukenthal, o renacentistas, como la Casa Haller (elementos góticos y fachada decorada con leones).

DSCN7532DSCN7519

Otro de los edificios notables es la Torre del Consejo o Turnul Sfatului, antigua torre defensiva construida en el s. XIII. En el otro extremo está la iglesia jesuita Romano-Católica o Biserica Romano-Catolica de estilo barroco de principios del siglo XVIII. 

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pasando por debajo de la Torre del Consejo se llega a la Plaza Pequeña. Tiene forma irregular y también está rodeada por casas medievales y barrocas con bajos a menudo ocupados por cafés. Donde destacan la Casa Luxemburg (un bonito hotel barroco), la Casa de las Artes (1789) o el Museo de la Farmacia

DSCN7536

Una rampa la parte en dos y pasa por debajo del Puente de los Mentirosos o Podul Minciunilor  (1859), de acero forjado que cruza de un lado a otro salvando el desnivel de las calles para acabar en la ciudad baja. Aunque existen varias leyendas sobre el nombre la que más aceptación parece ser esta; se dice que el puente tiene el poder de descubrir si alguien está mintiendo en el momento de cruzarlo, ya que se producen ruidos extraños como si se derrumbara, indicando que esa persona es mentirosa. 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El puente desemboca en la tercera plaza más importante del centro: la Plaza Huet, donde se encuentra la Catedral Luterana Evangélica de Santa María, construida en 1520 sobre otra más antigua románica. Lo que más destaca es su campanario de 73,34 m que se ve desde todos los puntos de la ciudad y que podemos tomar como referencia.  Las cuatro torretas situadas en la parte superior del campanario eran una señal para que los extranjeros supieran que la ciudad tenía derecho a la pena de muerte. Las construcciones que rodean la plaza son principalmente góticas. estaba en reformas y no pudimos visitar el interior.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Otro de los rincones emblemáticos de la ciudad es el Callejón de las Escaleras o Pasajul Scarilordata del siglo XIII y conecta la Ciudad Alta con la Ciudad Baja, por dos ramificaciones de escaleras, unidas por una calle empedrada con arcos, que se inicia y termina en la Iglesia Evangélica. En ella se sitúa el restaurante más antiguo de Rumanía, el Butoiul de Aur (La Barrera dorada).

 

Ahora nos dirigimos hacia el lado sur de la ciudad donde encontramos las murallas mejor conservadas y las 8 torres, las únicas que siguen en píe de las 39 originales. Algunas de las torres más espectaculares son la Torre de los Arcabucerzos (Turnul Archebuzierilor), la de los Carpinteros (Turnul Dulgherilor), la de los Alfareros (Turnul Olarilor) y la Gran Torre (Turnul Gros).

 

Por último, antes de abandonar Sibiu visitamos la magnifica la Catedrala Sfânta Treime, construida en estilo neobizantino entre 1902 y 1906. Un precioso templo ortodoxo cuya decoración interna quita la respiración.

LAS IGLESIAS FORTIFICADAS

Actualmente hay catalogadas más de 150 iglesias fortificadas en Rumanía, aunque solo 7 de ellas han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad, estas son: Biertan (departamento de Sibiu), Calnic (departamento de Alba), Darjiu (departamento de Harghita), Prejmer (departamento de Brasov), Saschiz (departamento de Mures), Valea Viilor (departamento de Sibiu) y Viscri (Departamento de Brasov).

DSCN7615

En general, el elemento principal es la iglesia, siempre situada en el centro de la aldea y en la mayoría de las ocasiones en lo alto de una colina y a su alrededor se han añadido edificaciones defensivas, murallas, torres, etc.. Todas ellas son basílicas románicas o iglesias de una sola nave de finales del gótico y otras incluyen elementos barrocos de esa época. Fueron fortificadas entre los siglos XIII y XVII para defenderse de invasiones de tártaros y otomanos. Además, de las fortificaciones, se solía dejar un espacio para que en caso de asedio el pueblo pudiera refugiarse en su totalidad entre los muros de la fortificación, añadiéndose edificios como, la escuela, las salas comunes y/o alojamientos.

Iglesia fortificada de Biertan

DSCN7589

Nuestra primera parada fue en el pueblo de Biertan, un pequeño pueblo de 300 habitantes donde se encuentra la mayor iglesia con doble muralla de la región. Construida en el siglo XV fue sede del obispado luterano entre 1572 y 1867. La iglesia  que conserva un diseño cercano al original. Construida en estilo gótico tardío con toques renacentistas, tiene tres naves y está dedicada a la Virgen María. 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tiene un altar de estilo vienés con 28 paneles, tras el que se encuentra la sacristía. La cerradura de la puerta que comunica con la sacristía, es una maravilla de la ingeniería, que ganó el primer premio de la Exposición Universal de París de 1900Desde sus murallas se tienen buenas vistas del pueblo y la campiña que lo rodea, aunque no se puede subir a las torres de la muralla, desde donde las vistas posiblemente sean mejores.

Iglesia fortificada de Saschiz

20190417_141539.jpg

Pasamos sin detenernos por el pueblo de Saschiz, donde se levanta una  iglesia de estilo gótico del siglo XIII, bautizada con el nombre de San Esteban de Hungría . Sus murallas de protección fortificadas contenían seis torres, de las cuales sólo una sigue en pie hoy en día. En la actualidad hay una valla que rodea la iglesia, replicando donde solían estar sus murallas. La Torre del Reloj medieval es la única que queda de la iglesia fortificada.

Iglesia fortificada de Prejmer

DSCN7595

Nuestra tercera iglesia se sitúa en el pueblo de Prejmer. Su origen se remonta al año 1218, cuando los caballeros de la Orden Teutónica, tras su derrota en Tierra Santa se asentaron aquí para defender las fronteras y levantaron una iglesia en forma de cruz griega. Posteriormente, los campesinos y artesanos sajones, que vivían como colonos en estas tierras, fortificaron la iglesia, construyendo un auténtico fuerte con muros de entre 5 y 8 metros de grosor, 14 metros de altura, torres defensivas, y capacidad para albergar a 270 familias, o a 1600 personas, todo el pueblo, en sendos habitáculos repartidos en cuatro niveles diferentes a lo largo de la muralla.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Otras características defensivas incluyen cinco torres y una almena . En el lado interior de la pared, hay cuatro niveles que contienen salas y espacio de almacenamiento y están respaldados por la almena. Las más de 270 habitaciones podrían ofrecer refugio a unos 1600 aldeanos en caso de ataque. En su interior destaca un retablo tríptico, el más antiguo de la provincia, data de alrededor de 1450; el panel principal está unido a los paneles laterales pintados en ambas caras, en dos niveles.

Iglesia fortificada de Harman

20190418_132336

Muy cerca de Prejmer, está la iglesia fortificada de Harman. Aquí también fortificaron su iglesia durante el siglo XV, aunque con menos habitáculos pero de mayor tamaño. Lo que más destaca de la iglesia es la belleza de su interior, con un estilo más cuidado, más espacios de esparcimiento.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

También se puede recorrer las murallas, para ver el entramado de pasillos del interior del muro, además de poder subir a lo alto de la torre de la iglesia, y de admirar uno de los pocos frescos antiguos conservados en Rumanía.

20190417_142747.jpg

Este fue nuestro recorrido por la región  transilvana de Rumanía, obviamente en una semana no se puede ver ni todas las ciudades y menos aún toda Rumanía. Pero si puedes tener una buena imagen de este magnífico país y en especial de Transilvania. Como relataba al comienzo del viaje “Un sueño por fin cumplido….”…Hasta el próximo viaje, ¡ qué sea pronto!.