Un Pura es un templo hindú balinés y un lugar de culto. Los Puras se construyen de acuerdo a unas reglas que tienen en cuenta, el estilo, la orientación y los rituales que se encuentran en la arquitectura balinesa.  El término pura se origina en la palabra sánscrita, que tiene varios significados “ciudad“, “ciudad amurallada“, “torres de la ciudad“, o “palacio“, mientras que el término Puri, se usó para palacio. Los puras están diseñados como lugares de culto al aire libre rodeados por muros cerrados, conectados por una serie de puertas intrincadamente decoradas. Estos complejos amurallados contienen varios santuarios, meru (torres), y bala (pabellones). El diseño de la pura sigue la trimandala, concepto de la asignación de espacio en Bali.

En los dos viajes a Bali (2015, 2016) contratamos los servicios de un conductor para realizar las excursiones a los distintos puntos de interés. También hay agencias locales que ofrecen excursiones o en el mismo homestay donde te hospedas o en las calles más turísticas al caer la tarde se ofrecen servicios para el día siguiente. El coste medio fue de 500.000 IDR (2015), por una jornada de 8 h, aproximadamente. La ruta la elegíamos nosotros aunque siempre nos dejábamos aconsejar por el chófer. La entrada media a todos los templo es de 15.000 IDR(2015)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En nuestra primera jornada nos dirigimos al norte de Ubud, a unos 3,5 km se llega al templo denominado “Templo de la Luna”, Pura Penataran Sasihen, en el pueblo de Pejeng, (1293 – 1343 dC). En la actualidad custodia la mayor reliquia conocida del sudeste asiático del período de la Edad de Bronce, el célebre tambor “Luna de Pejeng“. Al recinto se accede por una puerta dividida en dos, que da acceso a un patio interior que alberga varios edificios. En el centro del patio y rodeado de santuarios y otros edificios, se levanta el Trono de Ganesha, al que se accede por unas escaleras de piedra muy altas y empinadas. A la izquierda se levanta un pabellón llamado, “La luna de Pejeng” que alberga el gran tambor de bronce, de 1,86 m longitud y un diámetro de 1,60 m, se asemeja a un reloj solar.

Nuestra segunda parada fue en el Pura Gunung Kawi, complejo funerario pre-hindú del s XI (1080 dC) situado cerca de la aldea Tampaksiring. El complejo consta de 10 Candis dedicados a los reyes y reinas de la dinastía Warmadewa. Se cree que los candis se construyeron por el rey Anac Wungsu en honor a su padre, el gran gobernante de Bali Udayana.  Se accede por camino pavimentado de piedra que conduce hacia el cauce del río sagrado Pakerisan, descendiendo por unas empinadas escaleras repletas de tiendas de souvenir con impresionantes vistas a campos de arroz y palmerales. Finalmente se llega a una pequeña puerta de piedra, donde la gente se suele rociar con agua de una vasija de forma ceremonial antes de acceder al complejo.

El complejo se divide en tres secciones separadas. Cuatro candis menores se sitúan en un lado del río, otros cinco de mayor relevancia ocupan el lado opuesto cruzando un puente y un décimo se encuentra algo más alejado hacia el sur a más de 1 km. Los primeros a los que accedemos parecen en realidad puertas, tallada en relieve, pero que no van a ninguna parte, o unos especies de nichos de unos 8 mts de altura escavados en el acantilado del río. La leyenda dice que el gigante mítico Kebo Iwo, talló, todas las antiguas tumbas, en una noche, con sus uñas. Los templos de este lado se dedican a las reinas o concubinas menores del rey.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En el otro lado del río, cruzando el puente, unos escalones nos llevan hasta la entrada al complejo. A través de una puerta dividida se entra en un recinto en el que hay cinco templos dedicados al rey Udayana, su reina Mahendradatta, y sus hijos Airlanga, Anak Wungsu y Marakata. En el centro vemos una pequeña estatua de una entronizada naga, que es adorada y está envuelta en una tela honorífica.

En el lado izquierdo unos escalones de piedra permiten el acceso a un par de cuevas de meditación, lo que indica que éste es un lugar pre-hindú donde los monjes y peregrinos se reunieron para meditar.

Otra puerta dividida y unos escalones bajan hasta una terraza, donde se encuentran las cinco tumbas más importantes, horadadas en la pared del acantilado. Sobre cada una de los nichos hay unas inscripciones, aunque sólo la del primero se puede leer y hace referencia al rey Anac Wunshur (1050 – 1077 dC). Varios caños en la base del monumento dirigen el agua hacia abajo desde la terraza a una piscina inferior, mientras que una escalera central da acceso a los nichos para propósitos devocionales.

Nuestra siguiente parada fue en el templo Tirta Empul, cerca de la aldea de Tampak Siring, construido en el año 962 dC, durante la dinastía Warmadewa (del s.X al XIV), en un lugar donde había un gran manantial de agua. El nombre “Tirta Empul” significa “arroyo claro como el cristal“, y se utiliza como fuente de agua bendita para las ceremonias religiosas o Melukat.

El templo se divide en tres secciones, el Jaba Sisi (patio de entrada), Jaba Tengah (patio central) Jeroan (patio interior). Todas las secciones están separadas por muros y se va ascendiendo a través de puertas profusamente decoradas. La entrada está marcada por dos pilares en forma de ala, una puerta dividida tradicional, denominada Candi Bentar, construida en ladrillo rojo, ésta da acceso al Patio Jaba Sisi. En su lado oeste hay otra puerta en este caso está techada, se denominada paduraksa o kori. En frente de ella podemos ver un gran pabellón que sirve de sala de preparación para los rituales o de descanso, se denomina Wantilan y es de planta abierta, rectangular, consistente en una superposición de techos, por lo general en número de tres, con el apoyo de una estructura basada en una o más filas de columnas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Todo el recinto está rodeado por jardines muy cuidados, con preciosos árboles y plantas tropicales de gran exuberancia, Además del edificio comentado anteriormente hay cinco piscinas naturales, de formas rectangulares y/o cuadradas, cada una con su nombre; Pengelukatan, Pebersihan, Sudamala dan Pancuran, Cetik. El agua pasa de una piscina a otra a través de unos canalones. En la primera piscina hay 13 caños y los peregrinos con las manos juntas y presionando sus cabezas, se inclinan bajo el agua que brota de la primera boquilla, llevando a la undécima. El agua de los dos últimos caños  es para ritos funerarios. La siguiente piscina tiene 8 surtidores y está dividida en dos partes; una contiene 2 caños y la otra 6.

El Melukat es una ceremonia hinduista para la purificación de la mente, el alma y del cuerpo de forma espiritual. La “purificación espiritual” consiste en eliminar los malos pensamientos o “klesa“, que significa lo sucio. Hay cinco klesa, que son; el “Awidya“, el alma está en tinieblas porque nos consideramos a nosotros mismos como inteligente, rico, joven, fuerte, noble, hermoso, o guapo. El “Asmita” es el egoísmo. El “Dwesa” es el odio y la venganza y la “Abhiniwesa” es el miedo.

03-Bali-Tirta-Empul (81)

La siguiente área es Jaba Tengah, patio central, en el encontramos el estanque o Tirta Ceeg que alimenta de agua a todo el complejo, cuyo origen está en el manantial que da origen al río Pakerisan. El agua fluye caliente debido al calor volcánico, que es perfectamente visible gracias al fango que borbotea sin cesar cerca de la superficie y el movimiento de las algas y plantas acuáticas que viven en el agua.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Además hay tres pabellones o Bale, de estructuras sencillas, sobre una base de mampostería se alza el edificio abierto con un techo de paja soportado por columnas de madera talladas. Delante de la piscina se encuentra el Bale Agung, luego el Pegat y por último Pegambuhan. Al lado de este último encontramos dos estatua, de Shiva y de su esposa Durga cada uno con su vehículo, el toro Nandi y el León, respectivamente y entre ellas hay una lingga como símbolo de prosperidad. Por último, llegamos Jeroan, la parte más sagrada del santuario. Este es el lugar del santuario principal llamado Tepasana.

Las indicaciones de salida nos llevan a través de la sección final del templo, la piscina koi. Esta sección del templo está tapiada y aislada del resto del complejo, lo que le da un ambiente tranquilo y relajante. Enormes peces koi, carpas ornamentales japonesas, nadan perezosamente en el estanque a la espera de que los turistas los alimenten, se producen verdaderas peleas por la comida.

04-Bali-Gunung-Kawi-Sebatu (43)

Muy cerca se encuentra otro templo de agua, el Gunung Kawi Sebatu, conocido localmente como Pura Tirta Dawa, es uno de los complejos más bellos y tranquilos de Bali, construido en homenaje al Dios Vhisnu, que gobierna sobre el agua. Se encuentra situado en el fondo de un valle apoyado sobre la montaña y hay una excelente vista de pájaro de todas las instalaciones del complejo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una gran escalinata de piedra nos introduce a un espacioso jardín. En el lado izquierdo vemos una gran piscina, donde se mantienen carpas dorada. Una figura de la diosa Sarasvati es su pieza central, junto con una sala flotante o Wantilan desde donde se puede alimentar a los peces.

Hacia el norte y después de pasar un área de césped aparecen las puertas del templo ‘Bentar Candi‘ que conducen a los principales lugares elevados del templo. Hay dos partes diferentes a esta sección. La puerta en el lado de la izquierda nos lleva a la zona de baño ritual. Hay dos piscinas, que son alimentados por 10 trombas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La puerta en el lado derecho nos llevará a la sección principal del templo, donde se encuentran varios santuarios y pequeños edificios de piedra. Una empinada escalera nos lleva a la parte más sagrada del templo que está vedada a los extranjeros. En el patio central se levantan varios merus (torres) y baras (pabellones) con sus característicos techos de paja negra, todos profusamente decorados y protegidos por estatuas o guerreros de aspecto hostil, bien en madera o roca. Se pueden ver animales sueltos como pavos, gallinas, ciervos, etc…por todo el recinto. A la izquierda de los santuarios, detrás de un pequeño muro, en el centro de una piscina rodeada de agua, se levanta un pequeño santuario o capilla conocido como Taman Suci.

05-Bali-Tadagalang (1)

Teníamos que regresar pero estando en esta zona una parada obligada son las terrazas de arroz escalonadas de Tegalalang. Se sitúan en un valle angosto en ambas paredes colgados en pequeñas terraza se abigarran los campos de arroz con palmeras y exuberante vegetación. Parece increíble pero es de pago, tanto si intentas visitarlos a pie como si te paras en la carretera  a hacer fotos. En las dos ocasiones que visitamos la zona no nos parecieron extraordinariamente bonitos como otros que visitaríamos más adelante.