Otra vez en ruta, abandonamos la lluviosa y húmeda Munnar disfrutando un recorrido por las plantaciones de té, donde podremos ver a las mujeres recolectándolo.

Algunas lo recolectan a mano y otros mediante útiles mecánicos diseñados para tal fin. Incluso con una llovizna que en ocasiones se tornaba en aguacero, ellas seguían trabajando. Aunque en las fotos no se aprecia lo hacen descalzas.
Pasamos por el parque nacional de Eravikulam (donde vive la Nilgiri tarh, la cabra montesa en extinción) y es la base para ascender haciendo trekking al pico Anaimudi, a 2695 mts el más alto en el sur. Decidimos continuar el largo camino que nos quedaba por delante.

 

 

 

Atravesamos otro parque nacional el Chinnar Wildlife Santuary. En la zona por que circulábamos había muchos carteles de peligro por el paso de elefantes por la carretera. Nosotros no vimos ninguno. Nuestro conductor, Raam es un excelente avistador de animales, él es capaz de conducir atendiendo a la carretera y señalar a los animales que se advierten entre la maleza del sotobosque, en este caso un bisonte negro.

Entramos en la región de Karnakata, el lenguaje vuelve a ser diferente, si en Tamil Nadu se habla el tamil, en Kerala, el Mallei allaba y en Karnataka el kanaran. Aunque se entienden generalmente en indie inglés. Reinos de taifas hay en todos sitios. Atravesamos una nueva reserva, la Annamundi Wildlife Santuary. La vida rural es dura y hay muchos símbolos religiosos y “diablos” que ahuyentan los malos espíritus.


 

 

 

 

Raam nos llevó a un Templo dónde hicimos una puja por el coche. Le dio las llaves del coche al guruy este hizo una ceremonia de bendición con fuego y flores.

 

 

 

 

Demasiadas paradas y fotos nos impidieron alcanzar la ciudad de Mysore y el conductor nos acosejo dormir en Combaitore, ciudad sin ningún interés y proseguir al día siguiente porque se nos haría de noche y nos perderíamos un paisaje espectacular. Rosi y Dani quería ir al cine a ver Ek Tha TIGER, una superproducción de Booliwood, pero no pudo ser. Tal vez más adelante.


Lo primero que hicimos al ponernos en marcha fue desayunar en un chiringuito de carretera un chai y unos huevos con parotta, no como yo quería, pero estuvo bien. Luego mientras yo dormía los demás visitaron este templo.

 

 

 

 

 

Comenzamos a ascender hacia las Biligiri Rargan Hill, por una carretera curvilínea que ascendía serpenteando hacia las nubes, bajo una fina llovizna. Parecía el tour de Francia en los Alpes, la etapa mítica de  ”AL pe du e”. Valía la pena las vistas.

 

 

 

 

 

 

También atravesamos la reserva natural de MADUMALAI, que contiene una gran diversidad de animales, pero no siempre es fácil de verlos por la intensa vegetación. Hay que decir que no hay alambradas ni vallas ni nada que las limite. Sin embargo algunos granjeros protegen sus cultivos con cercas electrificadas para evitar que entre los animales.

 

 

 

Antes de llegar a Mysore en el pueblo de Somnatmpour vimos el templo de Keshura.

 

Mysore es famosa por las esencias de perfumes, incienso y el sándalo. La leyenda cuenta que la ciudad estaba bajo el dominio del demonio Mahishasura. Un monstruo casi invencible que causaba estragos en la región. La diosa Chamundi le dio muerte después de una intensa lucha de diez días.

 

 

Lo más destacado es el Palacio Amba Vilas en el centro de la ciudad, que se ilumina con miles de bombillas por las noches. No te dejan hacer fotos ni grabar y está totalmente prohibido entrarlas en el palacio. Pero lo intentamos desde fuera.
Al palacio se entra por la puerta sur y a la izquierda según se entra se encuentra el Templo que no pudimos visitar este día porque estaba cerrado.

 

 

 

 

 

El exterior del palacio es impresionante en estilo indosarraceno, con cúpulas, torretas, arcos y columnatas. Presenta unas tribunas para la obsrvación de la procesión anual del Royal Dasara.

 

 

 

 

 

Delante del palacio se abren unos amplios jardines que nos llevan a una especie de tigres y a las puertas del este y del oeste del palacio.

 

 

 

A continuación fuimos  hasta la colina Chamudi, a 3 km, una vez en la cima se pude observar la extensa meseta del Decan y la ciudad en una vista panorámica.

 

 

 

En la cima hay un templo del siglo XII, Sri Chamundeswari,dedicado a la Diosa Chamundi o Durga. También esta la estatua del demonio Mahisasur.

 

 

 

 

 

La bajada del Chamundi se puede hacer a pie por las escaleras (1000 escalones) de piedra y descalzo. A mitad de camino se encuentra la famosa escultura de piedra negra del toro Nandi, de 5 metros de altura, el vahana o vehículo de Shiva, uno de los elementos asociados con la fertilidad, está siempre adornado con guirnaldas y rociado con sándalo.

 

 

 

De regreso fuimos a ver la catedral de Santa Filomena

 

 

Por último, decidimos pasear un rato desde la puerta norte del Palacio Amba Villas. Frente a ella se encuentra la rotonda denominada Chamaraja Circle de la avenida Albert Victor.

 

 

 

Cruzando la avenida nos jugamos la vida con otros hindús que queríamos pasar por el paso de peatones pero aquí no respetan nada. Vimos a mano izquierda el monumental edificio de Rangacharlu (el ayuntamiento) y delante de sus jardines se encuentra la estatua de Ambedkar.Se ve gran reloj, Dodda Gadiyara y un poco más adelante una estatua de Gandhi.

 

 

 

 

Aunque pasamos cerca del mercado de Devaraja decidimos verlo en otra ocasión y descansar del largo día. Mañana es fiesta nacional por la independencia y encenderán las 1000 bombillas del palacio.
Amanece un nuevo día en esta ciudad de amplias avenidas y edificios mejor conservados que en otras que hemos estado. Grandes bananos cubren sus calles y tienen la Universidad más grande toda la región.

 

 

 

Saliendo de Mysore en dirección a pueblo de Somnathpur, se encuentra el Templo de Kesava. En estilo hoysala cuenta todavía con las torres completas y tres santuarios en forma de estrella.
Fue donado por un alto oficial, Sonamatha en el s.XIII. En el interior destacan unas magnificas columnas y elaborados techos con motivos lobulados y florones y guirnaldas.

 

 

 

 

 

Una de las imágenes más usuales en las carreteras hindúes son las guaguas repletas de gente, incluso en el techo, o la gente trabajando a la orilla de la carretera.

 

 

 

 

Otras imágenes son típicas son la venta de caretas de demonios, los carros o las ovejas que interrumpen el tráfico.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La siguiente visita la hicimos a la isla fortaleza de Srirangapatnaformada por el rio Kaveri. La capital de Tipu Sultán, el tigre de Mysore que osó enfrentarse a los británicos y después de algunas batallas ganadas perdió la última y con ella su vida. Las puertas de entrada a la ciudad amurallada.

 

 

 

 

 

A continuación vimos el palacio de verano, el Daria Daulat Bagh, tampoco aquí está permitido sacar fotos en el interior. Los muros de las galerías ste y oeste presentan unos murales de escenas de guerra y de la corte.

 

 

Pero nosotros intentamos sacar alguna foto

 

 

 

Luego visitamos la mezquita de Jami Masjid, erigida por Tipu en 1787. La sala de oración está elevada y se accede por una escalera lateral. Presenta dos minaretes a cada lado.
El Gumbaz, es el mausoleo donde descansan los restos de Tipu, Haidar Ali (padre) y su mujer y cerca de allí la Puerta del Aguadonde murió Tipu defendiendo personalmente la muralla.
Próximo a esta puerta se encunetra el torreón o Sultan Battery, las mazmorras donde Tipu, encerraba a los prisioneros británicos.
El templo dedicado a Visnú, Sri Ranganathaswamy del que toma nombre la isla. Al templo se accede por un patio abierto y al santasantorum por unas serie de salas columnadas, donde destaca un candelabro dorado.
Regresamos a Mysore y después de descansar en el hotel nos dirigimos al mercado Devaraja. Éste es un típico mercado de flores, frutas y perfumes.
Realmente es increíble la cantidad de verduras y frutos expuestos. Te encontrabas especies rarísimas que usan en la cocina y que poco a poco hemos ido descubriendo ramastick, beetlenut, large beans, red bannanas, etc.
Luego los puestos se agrupan según su especialidad. Hay zonas de plátanos, de coco, etc.
Finalmente nos dirigiremos hasta la puerta sur del Palacio del Maharajá, su único punto de entrada.
Para ver sus 97.000 bombillas que lo iluminan de 19:00 a 20:00 h domingos y festivos.
Precioso espectáculo y derroche de luz (bombillas incandescentes). Le falta algo de sonido pero como fin de fiesta a esta maravillosa ciudad ha sido fantástico.
Seguiremos desde otra ciudad de la India del Sur….